Reserva al Tel. + 502 5702-0551 / 5063-1112 info@mayakakaw.com

Todos santos Cuchumatán, Huehuetenango

Es uno de los 31 municipios del departamento de Huehuetenango. Se encuantra a 305 kilómetros de la ciudad capital de Guatemala.

Se ubica en un precioso valle a 49 kilómetros de la ciudad de Huehuetenango, en la Sierra de los Cuchumatanes. Es uno de los destinos de Huehuetenango más visitados, debido a que se puede encontrar en el lugar cultura maya viva en cada uno de los pobladores, hombres y mujeres.

Cada 1 de noviembre, desde hace más de 200 años, Todos Santos Cuchumatán realiza una de las tradiciones más osadas de nuestro país. Se trata del Juego de gallos, una peligrosa manera de recordar la resistencia y dignidad por parte de los pobladores de la región huehueteca. El ritual se ha tomado a la ligera por el turismo nacional y extranjero, olvidando su verdadero significado, uno de los únicos actos de provocación ante los colonizadores.

Es un acto de rebeldía: Los españoles llegaron a Todos Santos en caballos. Para los locales las bestias eran monstruos jamás vistos. Los recién llegados dijeron a los habitantes que no podían tener caballos ya que erán inútiles para montarlos. El comentario les molestó a tal punto que les retaron, haciendo esta carrera.

Su nombre real: La tradición se llama Sqech-ko’ y significa juego o sacrificio de gallos en idioma mam.

¿Por qué se llama juego de gallos?: El nombre viene del sacrificio que cada jinete debe dar a la madre naturaleza para participar. Los sacerdotes autorizaron que los pobladores montaran a caballo con la condición de derramar la sangre de un gallo en señal de sacrificio a la tierra.

La purificación: Cada jinete debe abstenerse de estar con mujer previo al evento con el fin de acumular energía para la carrera. Los caballos y la tierra son bendecidos por sacerdotes mayas.

Una inversión: Cada participante aporta un aproximado de Q 15 mil, la mayoría ya no vive en Guatemala pero a pesar de tener una nueva vida en Estados Unidos, cada año regresan exclusivamente para correr.

Detrás del jinete hay un gran equipo: Para organizar el Juego de gallos los pobladores se organizan así: 1er. Capitán: Organiza una fiesta en su casa y dona la marimba un día antes de la carrera. 2do. Capitán: Brinda el café, los cigarros y el aguardiente para los responsables de la música. El primer y segundo mono cuida de los caballos y duermen vigilándolos, tranquilizándolos y dándoles comida. Los vasallos ayudan en toda la realización del evento.

Los jinetes se despiden: Durante la fiesta que ofrece el 1er. Capitán, se baila, se goza y se llora, ya que esta podría ser la última vez que se comparte con los seres queridos.

Al filo del peligro: Los caballos no conocen a los jinetes y viceversa, esto hace más complicada la carrera, ya que no se sabe la reacción de la bestia al ser montada.

El momento de la oración: Un guía espiritual llega a bendecir los hogares de cada uno de los jinetes. A las 5 de la mañana se reparten los caballos, cada uno bendecido por un sacerdote maya.

La vida por el honor: Muchos han dado su vida en esta participación.  Algunos han muerto 3 o 4 días después de celebrado el sacrificio luego de caer o recibir serios golpes.

Vestuario: Además de usar el traje de la región, los jinetes portan un tocado de plumas y listones de colores que simboliza la cola del quetzal, cuyo plumaje fue usado en las primeras carreras.

 

Loading...
Ir a la barra de herramientas