Reserva al Tel. + 502 5702-0551 / 5063-1112 info@mayakakaw.com

Iximché,  altiplano occidental de Guatemala.

Iximche’ es una ciudadela del período posclásico tardío, asentada sobre el monte Ratz’am Ut (sal de las torcazas), rodeado de ziguanes o barrancos, a una altura de 2270 msnm., orientada de este a oeste, con un kilómetro y medio de largo y entre 200 y 400 metros de ancho. Su única entrada se ubicaba al lado oeste, protegida por una fosa artificial de 8 metros, el cual se cruzaba con un puente colgante. La montaña fue modificada creando varias terrazas donde se asientan 6 plazas, sede del poder de una de las ramas más importantes del grupo guatemalteco kaqchikel. Iximche’ significa árbol de maíz, haciendo referencia a los árboles de encinos que abundan en la región, característica de las tierras altas de Guatemala. Se ubica en el Departamento de Chimaltengo, municipio de Tecpán Guatemala, también sede de la fundación de Santiago de Guatemala, en 1524.

Los Kaqchikeles se separan de los Kiches en 1463 en dos linajes, los kaqchikeles orientales y occidentales. La rama occidental se divide a su vez en dos grupos, los primeros se asentaron en Sololá y los segundos en Tecpán, actual Iximché, donde se ubicaron varios pueblos (amaq): Sotz’il, Xajil, Tuquche’, Raxonijay, Tz’ikinajay, Xpantzay No’j y Julajuj B’alam. El gobierno lo ejercían dos gobernantes, su asociación descansaba en complejas alianzas de linajes y territorios; el Ajpo, de la casa Sotz’il, Señor de las Plazas A y B; el Ajpo Q’amjay, generalmente de la casa Xajil, Señor de la Plaza C. Cada Ajpo (cabeza de linaje) gobernaba con un concejo de señores principales o cabeza de chinamital. Aquí fue recibido Pedro de Alvarado, para afianzar la alianza contra los Kiche’, pacto que duró muy poco, ya que los españoles comenzaron a pedirles tributo y a exigirles oro, lo que llevó al abandono de la ciudad, fue quemada y destruida. El abandono tardó 400 años hasta que en la década de los 60, del siglo pasado, fue intervenida arqueológicamente para ponerla en valor. Hoy es una de las joyas de la herencia cultural del pueblo kaqchikel y de todos los guatemaltecos. La visita de Iximché, debe hacerse contratando un guía local autorizado, para no perderse los detalles que se descubren con un acompañamiento capacitado para el efecto. Los templos están dedicados a deidades, los juegos de pelota tienen una forma particular y representan la mitología del inframundo en la cosmovisión de los pueblos mayas, la orientación de las plazas y estructuras, tiene una razón de ser, los árboles del sitio arqueológico, también tienen un significado y así, descubrirá un sinfín de secretos de la maravillosa IXIMCHE’. Finalmente les recomendamos seguir las normas de conducta y seguridad que los guías y guarda recursos le indicarán, con el ánimo de preservar nuestro patrimonio cultural y respetar la cultura del pueblo kaqchikel.

 

 

Loading...
Ir a la barra de herramientas